,

Prevenir la ansiedad y el miedo en nuestra primera inmersión de buceo


Ansiedad en el Buceo

No somos peces por lo que es normal que algunas personas experimenten situaciones de Ansiedad en el buceo y episodios miedo a Bucear. El agua no es nuestro sitio natural por mucho que nos guste el buceo y se pueden producir problemas al hacer las inmersiones, sobre todo en las primeras inmersiones.

Seguridad previa al inicio de la Jornada de Buceo

Cuando practicamos buceo con botellas antes de todo debemos comprobar minuciosamente el equipo de buceo y pedir siempre a nuestro compañero de inversión que nos haga la revisión del equipo de inversión antes de entrar en el agua. Revisar minuciosamente los equipos de buceo propios así como revisar los del compañero aumenta la seguridad y reduce el nivel de ansiedad en el buceo.Mahahualfotobuceo

El estado de salud física para practicar el buceo

Debemos estar seguros de que no tenemos ningún problema físico a la hora de hacer una inmersión. Si tenemos la más mínima duda sobre si estamos o no preparados para practicar un día de buceo, cuanto menos  avisar y comunicar a nuestros compañeros el problema de salud o posponer la inmersión para otro día.

Una vez hallamos completado las acciones de revisar los equipos de buceo nos tiraremos al agua y meteremos la cabeza en el agua varias veces antes de sumergirnos para no tener contrastes de temperatura y controlaremos la cantidad de peso del equipo de buceo para ver si es necesario añadir o quitar plomos, volveremos a revisar el estado del chaleco o Jacket de buceo y cualquier alarma o síntoma físco o de salud de nuestro cuerpo.

(Alguna vez me ha ocurrido que me he mareado en la barca y no he podido hacer la inmersión. Así son las cosas, cuando uno no está seguro no lo hace, siempre habrá otro día. Si estamos cansados o no hemos dormido bien deberíamos replanteárnos la sesión de buceo. En el agua siempre pueden ocurrir situaciones inesperadas ya sea en tu caso o en el caso de tu compañero y hay que estar alerta.)

jornada-buceosnorkelSi por cualquier caso los nervios o la ansiedad se apoderan de nosotros una vez estamos dentro del agua, intentaremos respirar profundamente varias veces. Si le ocurre a nuestro compañero intentaremos que se relaje, y si no sucede inmediatamente, lo sujetaremos de su botella y lo subiremos a superficie de forma controlada. Del miedo o un breve episodio de ansiedad dentro del agua al pánico hay muy poco tiempo y se puede producir cualquier riesgo. Ante la menor duda lo mejor es subir a superficie.

El miedo o un ataque de ansiedad es lo más peligroso cuanto se practica el buceo o cualquier actividad en el mar.

En resumen, podemos concluir que para evitar ataques de pánico o ansiedad en el buceo hay que:

  1. Revisar a fondo nuestro equipo de buceo antes de entrar en el agua
  2. Revisar el equipo de buceo del compañero por segunda vez para estar seguros de que no hay ningún problema que se nos haya pasado por alto
  3. Entrar despacio en el agua para no sufrir cambios bruscos de temperatura. Volver a comprobar el equipo antes de sumergirnos por completo.

Si sufrimos un ataque de Ansiedad practicando el buceo:

  1. Intentar conservar la calma. Lo mejor respirar profunda y sosegadamente para recuperar el control. Avisar al compañero.buceo-deportivo-panicosnorkel
  2. Si el compañero detecta una situación de Ansiedad o pánico en su compañero de buceo…Deberá animarle a respirar profundamente. Si a pesar de ello el compañero no consigue relajarse sujetarle de la parte trasera y subirlo a superficie o a una profundidad segura a pocos metros.

Finalmente, no avergonzarnos por sufrir un episodio de pánico. El agua es un medio extraño y acostumbrarse lleva tiempo para aquellos que se adentran a conocer el buceo deportivo y que no están muy acostumbrados al mar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *