,

Burbujas de nitrógeno en la sangre


El enemigo en la sombra de todo buceador son esas pequeñas burbujas que se mueven por nuestra sangre cuando ascendemos a la superficie. En este artículo vamos a ver las principales precauciones que debemos de tomar.

A mayor profundidad de inmersión mayor es el riesgo de padecer los síntomas de una descompresión. Estos problemas pueden aparecer igualmente aunque no estemos obligados a hacer las paradas técnicas obligatorias de descompresión que nos aparecen dentro de las tablas de curvas de seguridad.

Debemos tomarnos muy en serio las paradas en los ascensos
Descompresión en el agua

Burbujas de nitrógeno en la sangre

A mayor es el tiempo de permanencia a una determinada profundidad más acumulación de nitrógeno se acumula en nuestra sangre y tejidos para el momento de la subida. Esto es, a más tiempo, mayor número de burbujas disueltas en nuestra sangre. Estas burbujas son las que nos producen la lesión y por ello se tiende a hacer paradas con la finalidad de que poco a poco estas se vayan reduciendo.

 

Por tanto se debe tener muy presente el nivel de profundidad, sobre todo en el caso de barcos hundidos.

Por lo que os recomendamos no solo seguir las paradas obligatorias sino complementar con algunas adicionales.