,

Entrenamiento en el buceo


Más de una vez nos ha sucedido que practicando la pesca submarina no podemos disfrutar todo lo que nos gustaría porque nos agotamos antes de la cuenta o porque nuestro cuerpo no avanza sino que se queda estancado por mucho que entrenamos.

Los cambios de intensidad son clave para el entrenamiento en el buceo

El buen buceador entrena fuera del agua, si bien en la mayoría de los casos no somos deportistas profesionales sino personas corrientes que sacamos tiempo de donde sea para practicar nuestra actividad favorita. Entrenamientos para pescar I
La clave del entrenamiento del buceo son los cambios de ritmo o intensidad por lo que conviene darnos jornadas de descanso entre sesión y sesión.

Correr un día fuerte y el otro descanso o  otro tipo de actividad. De forma que salvo que hagamos buceo corremos dos o tres veces por semana.
Al correr es fundamental dejar al cuerpo recuperarse, más incluso que trabajar a ritmos fuertes.

La intensidad en los entrenamientos de buceo

Lo que vamos buscando es que nuestro cuerpo se recupere rápido, por lo que es interesante hacer la intensidad de los ejercicios de forma progresiva.

Podemos comenzar con unos ejercicios generales para arrancar para posteriormente ir trabajando zonas más específicas alternando un ejercicio de intensidad moderada con otro más suave y así sucesivamente. O rotar los entrenamientos por deportes de equipo como el futbol o el baloncesto

El buceo es compatible con otros deportes

Lo importante es mantenerse en forma y sacar tiempo de vez en cuando para practicar algunos ejercicios específicos que requiere el buceo. El buceo tiene un componente muy importante de resistencia y concentración que se complementa con rápidas recuperaciones.
La natación, el ciclismo o correr son actividades que se complementan con el buceo muy bien. A la hora de buscar tiempo e intensidades  se suele entender que 10 minutos de natación son equivalentes a 25 minutos de carrera y a 1 hora de bicicleta todas sin pausa.entrenar-buceobuceo

Si vamos a correr con regularidad necesitaremos un buen calzado y en la medida de lo posible buscar sitios o pistas de tierra para proteger las articulaciones. Lo ideal sería la hierba y lo peor el cemento.

El calentamiento es esencial e INDISPENSABLE.

Sobra decir, que calentar es más importante incluso que el entrenamiento en sí. La mayoría de las lesiones vienen por malos o deficientes calentamientos.
Si vamos a nadar deberemos calentar tanto el tronco inferior como el superior centrándonos especialmente en las articulaciones como codos, rodillas. Gemelos abductores…
Esto era solo para entrar en boca, en los próximos post iremos viendo calentamientos mas específicos.

Y bueno, no olvidarse de una buena alimentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *