,

LA FORMA FÍSICA EN EL BUCEO


Aunque en principio bastaría con una forma física media para nadar con las aletas, el mar no perdona el mínimo error aunque es un deporte de riesgo controlado. Exige una buena preparación física para evitar lesiones y permite explorar mejor las zonas y disfrutar más acumulando más oxígeno y administrándolo mejor.

Un corazón y unos pulmones grandes, nos darán ese plus que necesitamos.Por un lado tenemos que trabajar la musculatura específica del buceador.Lo mejor que tiene este deporte es que es especialmente adecuado para personas que han sufrido algún tipo de lesión ósea.

Los ejercicios de tipo aeróbico con rotación de intensidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *